Vivimos del Turismo. Mimemos al Turista!
MENU

CARTA DEL PRESIDENTE

Nuestra comarca crece e incrementa su importancia como auténtico motor económico de la Isla, de ahí que sea imprescindible que también el Círculo de Empresarios del Sur de Tenerife crezca como interlocutor de referencia en la defensa de los intereses que unen a empresarios, trabajadores e instituciones, a la sociedad en su conjunto.

Es mucho el trabajo que se ha venido haciendo, muchas las metas que se han alcanzado con el empuje y compromiso de nuestros asociados. Sin embargo, es aún más lo que nos queda por hacer.

Todos compartimos inquietudes, problemas y posibles soluciones. Todos tenemos algo que decir, proponer o hacer. Todos, sin excepción, debemos protagonizar y liderar la labor que la sociedad nos demanda, ayudando a agilizar y simplificar los pasos que separan las ideas de su realización, las propuestas de su concreción, las iniciativas empresariales de su puesta en marcha.

La comarca del Sur de Tenerife necesita un CEST fuerte, con el peso que hace falta para que se nos escuche, entienda y atienda. El Sur necesita de todos y cada uno de nuestros asociados para que las demandas y propuestas no caigan en saco roto.

La tarea no es poca. Mejorar la conectividad de la comarca multiplicando esfuerzos e inversión en la modernización de la autopista, de los enlaces y accesos. Adecentar calles y espacios abiertos. Marcar un punto final a la maraña administrativa o burocrática. Ponérselo más fácil a los emprendedores o a quienes llevan años generando empleo y economía. Incrementar la seguridad de los municipios. Potenciar y proyectar dentro y fuera de la Isla la oferta de ocio o, entre otras prioridades, enterrar los obstáculos con los que en el día a día tropiezan empresarios y profesionales.

Solo con la implicación y participación de todos será posible acercarnos y alcanzar éstas y otras metas. La voluntad y disposición de la directiva del CEST es absoluta.

Sabemos qué necesita el Sur y no vamos a parar hasta que, colaborando con tanta lealtad como exigencia con las administraciones, la comarca dé el salto de calidad que demanda y merece.