Comunicado del Presidente Roberto Ucelay a los Asociados del Cest

Estimad@ asociad@

Meses después de que se declarara el confinamiento de la población y el cese de la mayoría de las actividades empresariales motivado por la pandemia del Covid 19, es ahora cuando estamos sufriendo los momentos más inciertos, duros y dolorosos que hayamos afrontado las generaciones actuales. Nunca como ahora las circunstancias nos lo han puesto tan difícil. 

Una pandemia se nos ha cruzado en el camino y amenaza con doblegar el esfuerzo que tantas empresas y familias hemos hecho durante tanto tiempo. Sin embargo, no podemos rendirnos. A quienes nos precedieron al frente de nuestras empresas les debemos sobreponernos a los zarpazos de esta crisis. Quienes en el futuro nos sustituyan merecen que no tiremos la toalla, que no nos resignemos. A los asociados de ayer, hoy y mañana les debemos defender, con uñas y dientes, los empleos y proyectos a los que han dedicado sus vidas. 

No nos lo están poniendo fácil. Lamentablemente no estamos encontrando en el ámbito público el empuje, la valentía y la decisión que una situación tan grave requiere. Echamos en falta, entre los responsables públicos, más capacidad, reflejos y compromiso.  Necesitamos que gobiernos de diferente signo político den muestras de una capacidad de reacción tan extraordinaria como la crisis que tienen la obligación de gestionar. 

No basta con el necesario apoyo de lo público, pero es fundamental que pongan todo de su parte. Empresarios y profesionales sí estamos haciendo nuestra tarea, con propuestas viables, exigencias razonables e ideas que deben ser atendidas y entendidas por las instituciones. 

No es el momento de ponerse de perfil. No podemos permitirnos que nadie, en el ámbito publico o empresarial, mire hacia otro lado o anteponga sus intereses particulares al interés de todos. Muy al contrario, ahora más que nunca, debemos asumir responsabilidades y riesgos en defensa de quienes protagonizan las actividades profesionales de las que directa o indirectamente depende el conjunto de la economía de la Isla y de Canarias.

Es el momento de que las propuestas e ideas de la sociedad — y sin duda del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife — sean escuchadas y tenidas en cuenta, transformadas en acciones y medidas que deben ejecutarse un minuto antes y no uno después. Debemos impulsar que se tomen decisiones sin las que será imposible sobrevivir a esta crisis. 

Las mujeres y hombres que hacen posible el CEST estamos haciendo un esfuerzo titánico para estar a la altura de las circunstancias, firmemente comprometidos con las medidas sanitarias y de prevención que nos ayuden a contener la propagación del COVID-19. Estamos redoblando esfuerzos materiales y humanos para ofrecer la seguridad y confianza que merecen nuestros clientes. Y, no conformes con cumplir con nuestras obligaciones, incrementamos nuestra iniciativa ante los poderes públicos ofreciéndonos a arrimar el hombro para cruzar en mejores condiciones esta crisis. No vamos a escatimar esfuerzos ni compromiso.

Nunca una crisis nos lo ha puesto tan difícil. Nunca la actitud de nuestros empresarios y profesionales ha sido más firme en la defensa de las actividades que desarrollamos y de los puestos de trabajo que generamos. 

Ánimo y suerte, unidos lo conseguiremos. 

Roberto Ucelay Jorge

Presidente del CEST – Circulo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife

Menú