El CEST considera que Canarias debería empezar hoy con la “Fase 1” del plan de transición. Empresarios y profesionales recuerdan que el Comité de Expertos de las Islas aseguró, el pasado sábado, que las Islas cumplen desde el 18 de abril con los requisitos del Ministerio de Sanidad

Creen que en Canarias también debe permitirse la movilidad en el ámbito provincial

El plan de transición hacia la `nueva normalidad´ anunciado por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, no responde -a juicio del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife- a la realidad sanitaria ni económica de Tenerife y de Canarias. El CEST ha recordado que el Comité de Expertos de las Islas aseguró el pasado sábado -18 de abril- que Canarias cumple desde el 18 de abril con los requisitos exigidos por el Ministerio de Sanidad para iniciar el proceso de desconfinamiento. Empresarios y profesionales lamentan que, lejos de tenerse en cuenta, se haya obviado dicho cumplimiento, condenándose a las Islas a avanzar con dos o tres semanas de retraso respecto a lo que sanitariamente podría haber sido una desescalada más temprana que en el resto de las regiones. Por otra parte, el CEST defiende como ocurre en el resto del territorio nacional también se permita en las Islas la movilidad en el ámbito provincial. 

En este orden de cosas, el Círculo de Empresarios del Sur considera que Canarias y Tenerife debieron empezar hoy, 29 de abril, con la Fase 1 del Plan de Transición, de tal forma que la Fase 2 arrancara el 13 de mayo y la Fase 3 el 27 de mayo. 

Empresarios y profesionales han mostrado igualmente su desacuerdo con la apertura de las instalaciones hoteleras prohibiendo el uso de las zonas comunes. El CEST entiende que, si se autoriza la actividad en las terrazas con una limitación del 30% de su aforo la autorización para espacios similares, como las zonas comunes de los hoteles o de la planta extra hotelera, debe ser homogénea cumpliendo con el distanciamiento y las medidas de higiene. En este sentido, los empresarios tampoco comparten que los servicios de playa, pudiendo iniciar su actividad las playas urbanas con control de la policía local, controladores de acceso y con reducción de “aforo” y distancias establecidas, se vean obligados también a esperar otras dos semanas sin argumentación científica que lo justifique. Los empresarios no entienden que para eventos en exterior de 400 personas sentadas se cuente con autorización en la Fase 2 y que, sin embargo, la actividad en las playas se retrase hasta la Fase 3. Desde el CEST se trasladarán estos y otros argumentos al Gobierno de Canarias, con el objetivo de que sean atendidos en el desarrollo que la Comunidad Autónoma, con capacidad para adelantar la desescalada en algunas zonas, haga del Plan de Transición presentado por el Gobierno de España.

Menú