El Cest anima al Alcalde de Arona, Julian Mena, a que agilice el desarrollo de El Mojón. El Presidente del Circulo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife, Roberto Ucelay, pide al alcalde que resuelva con prontitud el procedimiento administrativo de aprobación del sistema viario, que viene siendo un freno al Plan Parcial.

El Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST) exige a José Julián Mena, alcalde de Arona, que desarrolle el Plan Parcial de El Mojón por su enorme valor para el futuro del municipio. Roberto Ucelay, presidente del CEST, una de las organizaciones empresariales más representativas de la Isla, critica la decisión de Mena de rechazar la recepción de la urbanización de El Mojón –es decir, la aprobación de todo el entramado de calles, parques, servicios y saneamiento– y la forma en que lo hizo. “No se entiende que se haya rechazado la recepción de unas obras ya terminadas y menos que el Ayuntamiento lo haya hecho sin facilitar las cosas a la Junta de Compensación”, la sociedad de los dueños de las parcelas.

El 17 de agosto, José Julián Mena firma una resolución que deniega a la Junta de Compensación la recepción del sistema viario general, sin el cual ningún hotel, zona residencial, comercio o local de restauración previsto en este Plan Parcial de El Mojón puede iniciar su actividad. Lo hace, según la Junta, “fuera de todo plazo legal”, sin dar la oportunidad a los propietarios a resolver posibles deficiencias en la documentación y con argumentos “imposibles de cumplir o que sobrepasan las competencias municipales”. Por ello, la Junta de Compensación ha recurrido esta decisión por la vía contencioso-administrativa y prepara una denuncia penal por prevaricación del alcalde en su resolución.

“El Ayuntamiento no ha mostrado ninguna predisposición por permitir a la Junta de Compensación subsanar los defectos que pueda haber en la urbanización de El Mojón, cuando lo que tiene que ocurrir es todo lo contrario”, subraya Ucelay. El presidente del CEST recuerda que “hablamos de un Plan Parcial que es vital para el desarrollo económico y social no solo de Arona y Tenerife, sino me atrevería a decir que de Canarias, por el peso que tiene el núcleo de Los Cristianos en el principal sector económico de las Islas, el turismo”. Según remarca Ucelay, el Consistorio tiene la obligación de “desbloquear” esta gigante zona –casi un millón de metros cuadrados, superficie equivalente a 140 campos de fútbol– de expansión urbana que ampliará la trama urbana de Los Cristianos hasta terrenos que se encuentran por encima de la autopista del Sur.

La realidad, sin embargo, es que 24 años después de su aprobación por parte del Gobierno de Canarias, el Plan de El Mojón sigue paralizado y enredado en la maraña burocrático del urbanismo y los problemas políticos de Arona. “No hay forma de que despegue, cuando tiene una relevancia enorme para el futuro de uno de los municipios más importantes para el turismo canario. Y esta situación para lo único que sirve es para espantar a los inversores, a todos los empresarios que quieren sumarse a la mejora económica y laboral de Arona, a la creación de empleo y desarrollo social. Y más en la crisis en la que nos encontramos”, puntualiza Roberto Ucelay.

Menú