El Presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, reactiva la variante de Guaza. Es el cuarto gran proyecto en materia de carreteras para la comarca sur, después del nuevo enlace de Chafiras / Oroteanda, el anillo insular, y el tercer carril de la autopista.


El Cest aplaude la iniciativa de retomar un proyecto que se incluye tanto en el PIOT, como en el convenio de carreteras Canarias / Estado. 
Tenerife necesita políticos que conozcan las necesidades del sur y de la isla, y que tengan visión a más de 4 años para dar solución a nuestros problemas.

El presidente del Cabildo entiende que hay que “empezar a valorar la construcción de una circunvalación de la zona turística, que está en fase de elaboración del proyecto y es necesaria”

La circunvalación o variante de Guaza partirá desde un punto cercano a la TF-1 cerca de Cho-Parque de La Reina. 

El presidente del Cabildo, Pedro Martín, reactiva el proyecto de construcción de la circunvalación de la zona turística del Sur o variante de Gauza, una de las actuaciones contempladas en el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), documento aprobado definitivamente el 4 de marzo de 2011, para hacer frente a la movilidad en la zona de más crecimiento en la Isla y de mayor caos circulatorio en la actualidad.

Pedro Martín ya ha señalado que hay que “empezar a valorar la construcción de la circunvalación de la zona turística, que está en fase de elaboración de proyecto y es una necesidad”.

En el modelo viario de transportes, el PIOT determina como una prioridad para la comarca de Abona “proporcionar alternativas de comunicación entre los núcleos y áreas de actividad de la comarca alternativos de la TF-1”. Para ello, el planteamiento es “reforzar la estructura de comunicación paralela a la autopista creando vías que absorban tráficos entre núcleos costeros próximos”, reforzando el papel de la carretera general del Sur “y previendo vías de servicio de la TF-1”.

Con ese dibujo, el planeamiento insular establece que el nuevo tramo del llamado “corredor insular” -coincidente con el trazado de la Autopista del Sur- se desviará del actual trazado de la TF-1 aproximadamente a 1,5 kilómetros del enlace de Guaza (Arona), asegurando la continuidad de los tráficos insulares y definiendo, a partir de ese punto, la entrada en la ciudad turística mediante la reconversión de la actual autopista en arteria urbana”.

El PIOT ya apunta que “el nuevo viario continuará atravesando las estribaciones finales del Macizo de Adeje por el borde superior de la Caldera del Rey (en túnel) para recuperar el actual trazado pasada la urbanización de Miraverde, ya en la comarca adyacente del Suroeste”.

Roberto Ucelay, presidente del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife (CEST), valoraba esta obra como “esencial”, porque por la misma “discurriría todo el tráfico de corta distancia de forma que dispondríamos de una vía de intercomunicación en la zona turística”.

En agosto del año pasado, el Círculo recordaba que esta obra estuvo recogida en el extinto Plan General de Ordenación (PGO) de Arona -anulado por el Tribunal Supremo (TS) y en proceso de redacción, nuevamente-, Ucelay demandaba “una atención especial a esta demanda de la comarca”.

El Círculo puso sobre la mesa la necesidad de que esta obra sea incluida en el Convenio de Carreteras entre Canarias y el Estado. Ucelay incidió en que “es imprescindible” porque, “en caso contrario, no podrá licitarse en la próxima década”. A su juicio y el del colectivo que preside, “se necesita avanzar en este planteamiento, previsto en el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT), para mejorar de forma efectiva los trayectos de larga distancia en la comarca”.

Menú