Nota de Prensa. El Cest valora de forma muy positiva, pero expectante, el decreto aprobado por el Gobierno de Canarias admitiendo los test de antígenos como prueba diagnóstica para el control sanitario de los visitantes extranjeros.

En Adeje, a 10 de diciembre de 2020.

El Círculo pide un plan de ayudas específico para el sector de la restauración.


El CEST anima a que el siguiente paso del Gobierno regional sea regular el control de los viajeros procedentes del resto del país.


Empresarios y profesionales celebran el decreto aprobado por el Ejecutivo autonómico validando los test de antígenos.


“Satisfacción expectante”. Así se ha definido desde el Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife la valoración que merece la publicación del decreto del Gobierno de Canarias, admitiendo los test de antígenos como prueba diagnóstica de infección activa para el control sanitario de los visitantes extranjeros.


El CEST considera muy positivo que el Ejecutivo autonómico haya dado un paso que empresarios y profesionales catalogan como imprescindible para iniciar la remontada del sector turístico y detener de esa forma la destrucción de empleo en las Islas.


Desde el Círculo de Empresarios se ha celebrado la decisión adoptada por el gabinete presidido por Ángel Víctor Torres, abriéndose a una medida que desde el CEST se viene reclamando desde hace muchos meses, pero que la posición contraria del Ministerio de Sanidad había retrasado.

Empresarios y profesionales entienden que la validación de otras pruebas que no sean las PCR ayudará a frenar las cancelaciones que provocó el decreto estatal y, en consecuencia, facilitará que en las próximas horas y días las reservas se incrementen, pudiéndose así salvar al menos parcialmente la temporada alta y, en consecuencia, frenando la destrucción de empleo que estos meses ha provocado el cero turístico.


En este orden de cosas, desde el CEST se advierte que la satisfacción por el paso dado por el Ejecutivo autonómico será completa si se cumplen con las expectativas y, salvada la situación generada con el turismo extranjero a raíz de la Orden de Salud Pública del Gobierno de España el pasado 12 de noviembre, la Comunidad Autónoma da otros pasos en el objetivo de aprovechar los puertos y aeropuertos para contener la propagación del COVID-19, concretamente ampliando los controles a los viajeros nacionales sean o no turistas.
A juicio del Círculo de Empresarios y Profesionales, es inaplazable reforzar las medidas de control como consecuencia del incremento del índice de contagios en algunos municipios e impulsar restricciones parciales y perimetrales que ayuden a contener al virus sin castigar injustificadamente al sector servicios, con especial atención a la restauración, para la que el CEST pide un plan específico de ayudas urgente para compensar las grandes pérdidas de una actividad castigada de forma muy significativa por las restricciones adoptadas por el Gobierno de Canarias.

El CEST aplaude, en cualquier caso, las decisiones que se han adoptado en el transcurso de los últimos días, corrigiendo aforos y horarios para no dañar de forma innecesaria a las empresas de restauración, pero se sigue solicitando una ampliación de horarios en la franja nocturna.

Menú