Nota de Prensa. Frente a la decisión de Reino Unido imponiendo a sus ciudadanos catorce días de cuarentena al regresar a su país si proceden de Canarias y el confinamiento anunciado ayer en Alemania, el CEST considera que solo un plan de choque urgente podrá evitar cierres y despidos en el sector turístico y propone que las Administraciones articulen, de forma urgente, ayudas y medidas tributarias específicas

El CEST considera que solo un plan de choque urgente podrá evitar cierres y despidos tras las decisiones adoptadas por Reino Unido y Alemania

Empresarios y profesionales proponen que las Administraciones articulen de forma urgente ayudas y medidas tributarias específicas  

La decisión de Reino Unido, imponiendo a sus ciudadanos catorce días de cuarentena al regresar a su país si proceden de Canarias, o el confinamiento anunciado ayer en Alemania, con las gravísimas consecuencias que ambas decisiones conllevan para el sector turístico de las Islas, han llevado al Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife a solicitar la puesta en marcha con carácter inmediato de un plan de choque que incluya una batería de medidas de diferente naturaleza.

El Círculo de Empresarios considera que el escenario que se abre con las decisiones adoptadas en el transcurso de los últimos días y horas por parte de británicos y alemanes, diluyendo las esperanzas que el sector mantenía respecto a la temporada alta, exige una respuesta urgente por parte de los gobiernos de España y Canarias. Empresarios y profesionales entienden que debe articularse un plan de choque que, entre otras acciones, contemple ayudas a fondo perdido y subvenciones a las que puedan acogerse empresas turísticas que desarrollen diferentes actividades, con especial atención a la insostenible situación que enfrentan restaurantes, bares, salones de banquetes, comercio, excursiones, espectáculos, entretenimiento, actividades deportivas, servicios de playa o parques temáticos, transporte, entre otros. 

Ampliación de los ERTE, ayudas de diferente cuantía para que las empresas con dificultades puedan hacer frente al pago de los alquileres, bonificaciones de impuestos 2020 y 2021, suspensión de los procesos de cobros ejecutivos hasta 2022, bonificaciones de seguros sociales de la cuota empresarial hasta 2022 de las actividades que continúen parcial o totalmente abiertas y excepciones de algunos tributos son, entre otras líneas de ayuda, las planteadas desde el Círculo de Empresarios como líneas de trabajo que alejen para miles de empresas la amenaza del cierre definitivo. El CEST considera que el escenario que se ha abierto con la caída de las reservas en los dos principales mercados emisores constituyen una razón de peso para que las Administraciones locales se impliquen en mayor medida con empresas de las que dependen decenas de miles de empleos.

En este orden de cosas, empresarios y profesionales del Sur exigen que, en este marco de ayudas al sector turístico, se incluya la ampliación del plazo de la Reserva de Inversiones (RIC), además el CEST propone que el plan propuesto se concrete en el porcentaje de facturación que se acredite con las declaraciones del IGIC de 2019 respecto a los mismos periodos, dándose la circunstancia de que en otros países europeos se han aprobado medidas en esta dirección fijándose en un 75%.La solicitud de un plan de choque por parte del Círculo de Empresarios y Profesionales del Sur de Tenerife, en línea con las demandas de otras organizaciones, atiende a la situación crítica del sector turístico después de meses con una ocupación hotelera y extrahotelera apenas testimonial que se ha traducido en pérdidas insostenibles para miles de empresas que tienen en la prestación de servicios a los turistas su principal actividad. El CEST entiende que las expectativas de recuperar la temporada alta se han evaporado, abocando a buena parte de las empresas a una situación que solo podrán soportar si reciben de forma inmediata y efectiva el apoyo y ayudas por parte de las Administraciones regional y local.

Menú